Video muestra la respuesta de policías estatales tras emboscada en paraje Cruz Blanca de Otzoloapan

Un video difundido en redes sociales muestra como la tarde del jueves policías del Estado de México que circulaban en convoy por el paraje conocido como Cruz Blanca del del municipio de Otzoloapan, accionaron sus armas de cargo para responder al ataque en su contra que provenía de la zona alta de un cerro ubicado a pie del camino.


 

¿Dónde están? Pregunta un policía a su pareja y éste le responde “arriba”, “arriba”. En tanto que el resto de sus compañeros dispara en repetidas ocasiones.

 

De forma simultánea una voz femenina precisaba por radio “necesitamos apoyo, nos están emboscando. En rojo, a la altura de Cruz Blanca”.

 

El aparato celular con el cual se captó parte del evento, no sólo grabo algunas imágenes del ataque e intercambio de disparos, sino también los sonidos de la intensa respiración de varios policías que desde la parte trasera de sus camionetas-patrullas, y otros atrincherados a lado de las mismas e interior de estas, trataban de hacer frente a los disparos que provenían de la parte superior del cerro.

 

Apertrechados y seguramente con la referencia en sus mentes que situaciones similares se han registrado meses atrás con saldo desafortunado para las fuerzas del orden, los mandos gritaban a sus compañeros “permanezcan unidos” y “hay que cuidar todos los flancos”, tanto el derecho como el izquierdo.

 

“Tírate al suelo”, “tírate al suelo” precisa la voz de un mando policíaco a su subalterno del que sólo se escucha su agitada respiración.

 

Por momentos el celular que captó parte del ataque sólo muestra el tablero de una de las camionetas en las que se trasladaban algunos elementos de seguridad, así como el pausado avance del convoy de la policía estatal y municipal.

 

“Chinguen a su madre”, “vámonos”, “vámonos”, “vámonos”, fueron los gritos que dibujaban perfectamente la adrenalina al tope de varios elementos policíacos.

 

Las voces de “vámonos”, “vámonos” “vámonos”, eran la constante, pero como la cabeza (camioneta) del convoy no avanzaba, varios elementos seguían debajo de las camionetas y en cuclillas, apuntando su mirada a la parte superior del cerro.

 

De acuerdo con algunas versiones extraoficiales, el paraje donde se registró la agresión contra los uniformados estatales y municipales se ubica en la zona limítrofe con el estado de Guerrero, sitio hasta donde llegaron elementos de la Marina, Guardia Nacional y policías municipales de Donato Guerra y Villa Victoria, entre otros.

 

 

De acuerdo con una fuente el ataque arrojo un saldo de un policía estatal lesionado por arma de fuego, una de las balas le habría alcanzado una de sus piernas.

 

Para poder salir de la zona los integrantes del convoy determinaron esperar el arribo de refuerzos, fue así como ya con la presencia de la Guardia Nacional, elementos de la Marina, así como más policías estatales y municipales, los integrantes del convoy lograron dejar la zona sin contratiempo.

 

Hasta la media noche del jueves, ni la policía estatal, ni la Fiscalía estatal habían emitido algún comunicado y/o tarjeta informativa sobre dicho ataque a sus elementos.

Deja una respuesta