Urge seguridad y orden en transporte público de pasajeros del Edomex: Faustino de la Cruz

Usuarios del Mexibús denuncian la operación de una banda bien organizada de carteristas, quienes operan de manera cotidiana con toda impunidad sobre todo en la Línea 2 de este medio de transporte y sin que los guardias de las estaciones puedan hacer algo ante las amenazas de estos grupos delictivos, por lo que el diputado local de Morena, Faustino de la Cruz, exige la intervención del gobierno de la entidad, así como de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y de la Policía Estatal.

 


 

 

El legislador comentó, las quejas que han llegado al Grupo Parlamentario de Morena apuntan hacia la Línea 2 de este sistema de transporte público que, recorre 22.3 kilómetros desde la Terminal Las Américas, en Ecatepec, a La Quebrada, en Cuautitlán Izcalli, y también cubre Coacalco y Tultitlán, con 42 estaciones a lo largo de estos cuatro municipios, cuya afluencia diaria es de cerca de 150 mil usuarios, los cuales permanecen en un estado de indefensión e inseguridad al acceder a este transporte público.

 

 

También, dijo es una responsabilidad que no debe evadir el gobierno estatal, porque los afectados señalan que no sólo en la Línea 2, sino también proliferan estas acciones y denuncias en la Línea 1 que corre de Ciudad Azteca – Ojo de Agua con una afluencia estimada de 135 mil usuarios al día. Y la Línea 4 con 22.3 kilómetros y que recorre desde el fraccionamiento «Los Héroes Tecámac», en el municipio de Tecámac, al CETRAM Indios Verdes, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

 

Faustino de la Cruz, diputado del Estado de México.

 

 

Al describir el modus operandi, los usuarios explican que, no siempre son los mismos, se mueven entre la línea 1, 2 y 4; es un grupo grande, de unas 20 personas, hombres y mujeres, de diferentes edades, al momento de que ya vieron a quien van a bolsear y a quitar el teléfono se aglutinan en una de las tres puertas del mexibús, se las quitan y se las pasan entre todos para que no identifiquen, quién las tiene o quién fue, se mueve la unidad y bajan en cualquier estación de Coacalco, se vuelven a reunir todos, se cambian de ropa, apagan teléfonos, tiran las fundas y siguen.

 

 

Faustino de la Cruz explicó, que la presencia del grupo de carteristas ha sido advertida por los usuarios desde hace unos dos años, quienes algunas ocasiones dan aviso a los vigilantes de estación, y no se hace nada, y avisan a la policía municipal pero tampoco hace nada, en realidad es una situación muy peligrosa para quienes se atreven a denunciar, porque los uniformados solo les recomiendan cuidar sus pertenencias.

 

 

Por ello reiteró, se debe investigar, porque hay videos y los mismos usuarios los identifican, porque no habrían de hacerlo las autoridades, subrayó.

 

 

Agregó, los denunciantes, quienes suben evidencias a las redes sociales, aunque lo hacen con miedo y mucho temor, aseguran que el grupo delictivo opera de manera reiterada e impune, en las estaciones Guadalupe Victoria ubicada en Ecatepec, y Fovissste, Eje 8, La Laguna, Coacalco Berriozabal, Bosques del Valle y Santa María, en Coacalco, es donde suben y bajan, llegan hasta la estación Cartagena en Tultitlán.

 

 

El diputado local de Ecatepec detalló, los afectados explican que, han detenido a algunos de los delincuentes, se los llevan, pero sin falta de pruebas no procede y explican que patrullas en Tultitlán, el Grupo Táctico daba sus rondines, pero sólo hacia acto de presencia y no en todas las estaciones, pero no ayuda y no apoya, porque sólo hacen el ‘efecto cucaracha’ para que los carteristas se muevan de un municipio a otro.

 

 

Indicó que autoridades deben revisar, porque el Mexibús sólo levanta un reporte informativo y se deslinda de toda responsabilidad, ha habido casos en que los usuarios no acceden, los identifican los delincuentes, y en horas no concurridas, hasta los han bajado y los han golpeado, los vigilantes de la estación a veces llaman a la patrulla, pero no pasa nada, es una situación que no se controla.

 

 

Y parte de esta situación de inseguridad es porque los carteristas tienen identificados a los guardias, desde que entran sin pagar los amenazan para no reportar su presencia, y quien se atreve a hacerlo es golpeado por un grupo de los delincuentes, situación que tienen que enfrentar solos, porque la empresa Ansa que los contrata y presta el servicio de seguridad privada a la operadora de las estaciones, se deslinda de toda responsabilidad.

 

 

Además, los propios guardias, en su mayoría mujeres y adultos mayores, han denunciado de manera anónima que no cuentan con seguridad social, ni prestaciones, ni equipo de trabajo, mucho menos condiciones laborales adecuadas, pero sí maltratos y abusos, solo cuentan con el uniforme y un radio que se utiliza en la estación, así como una libreta.

Deja una respuesta