Proyecto de presupuesto contempla partidas para que municipios salden sus deudas

El proyecto de Presupuesto de Egresos del Estado de México 2019 contempla recursos que tienen como finalidad que los municipios comiencen a saldar sus deudas históricas y para garantizar el pago de pensiones, tras la derogación de la Ley Issemym que las convertía en Afores.

 

La propuesta, que aún debe ser analizada y aprobada por los diputados, contempla ingresos y egresos por 288 mil 098 millones de pesos (8 mil millones más que este año). Mil 858 millones serán ejercidos por el Poder Legislativo (este año ejerció mil 817 millones, por lo que plantea un aumento de 40 millones); y 3 mil 734 millones por el Poder Judicial (al que se asignaron este año 3 mil 553 millones; es decir, casi 200 millones más para 2019). El resto del recurso será administrado y gastado por el Ejecutivo.

 

El proyecto además plantea aumentar el Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal (FEFOM) de 2 mil 300 millones de pesos que se aprobaron este año a 2 mil 900 millones de pesos; hasta 50% de estos recursos podrán usarse para cubrir deudas reconocidas a diciembre del 2018 con el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM), el gobierno estatal, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

En términos de los órganos públicos autónomos, se propone aumentar los presupuestos para la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), la Comisión de Derechos Humanos (Codhem), el Instituto de Transparencia (Información) y la Fiscalía General de Justicia. En contraste, debido a que el año próximo no se organizará elección alguna, el gasto para el IEEM bajaría a mil 294 millones de pesos (647 millones para el financiamiento público de los partidos).

 

Al ISSEMyM se pretende asignar 23 mil 247 millones, de los que 8 mil 908 millones serán para el pago de pensiones.

 

Adicionalmente, el Fondo General para el Pago del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal y el Fondo General de Previsiones Salariales y Económicas podrán aplicarse también al financiamiento de pensiones y otras prestaciones de seguridad social, si las aportaciones y cuotas son insuficientes.

 

La violencia de género otra vez no es prioridad, pues si bien se incrementan los recursos, el monto es una vez más simbólico, en comparación con el tamaño total del presupuesto: repite con 30 millones de pesos que podrán ser usados por los once municipios con alerta; 10 mil 581 millones serán para programas exclusivos de atención a las políticas públicas en materia de género derivadas de la Ley de Igualdad y acciones derivadas de la alerta de género; 30 millones para que la Secretaría de Justicia realice acciones para mitigar la alerta de género; y 20 millones más para los albergues destinados a atender a las víctimas de delitos.

 

En la misma tesitura, se etiquetan 98 mil 974 millones para atender y garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

 

En cuanto a disminuciones se refiere, el Fondo estatal para Desastres pasaría, de ser aprobado en sus términos, de 500 a 100 millones de pesos.

 

En atención a la propuesta Morenista de eliminar el Programa de Apoyo a la Comunidad (PAC) que permitía a cada diputado local gestionar hasta 2.5 millones de pesos al año, este rubro desaparece de la propuesta. 

Deja una respuesta