Obtienen libertad presos de caso Tlanixco… ¿fue otro abuso cometido por el Poder Judicial del Estado de México?

Los tres defensores del agua de Tlanixco que aún se  mantenían detenidos en el penal estatal de Almoloya de Juárez, recuperaron su libertad la noche del pasado viernes, después de que el Segundo Tribunal de Alzada en Material Penal de Toluca determinó su inocencia en la muerte de un empresario floricola de Villa Guerrero ocurrida en 2003.

 

Tras 16 años de reclusión, el Poder Judicial del Estado de México consideró fundado el recurso de revisión extraordinaria entablado por la defensa de los indígenas nahuas sentenciados en 2007 a más de 50 años de prisión y declaró su inocencia; como consecuencia, ordenó su inmediata libertad.

 

Pedro Sánchez Berriozábal se encontraba acusado de los delitos de homicidio calificado y privación de libertad; Rómulo Arias Mireles imputado por el delito de homicidio calificado y privación de libertad, y Teófilo Pérez González señalado por el delito de homicidio calificado.

 

Además, en  noviembre de 2017 sus compañeros Marco Antonio Pérez González, Lorenzo Sánchez Berriozábal y Dominga González Martínez recibieron una condena de al menos cinco décadas cada uno, por los mismos hechos, pero fueron liberados en febrero pasado, tras la intervención del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL), ONU Derechos Humanos y Front Line Defenders, quienes denunciaron diversas irregularidades en el proceso de los detenidos.

 

Los organismos defensores de derechos humanos coincidieron en que en los seis casos carecían de las garantías al debido proceso, y sus condenas tenían por objetivo criminalizar su defensa del derecho al agua.

 

Además, denunciaron anomalías como el hecho de que nunca les fue respetado su calidad de indígenas, los testimonios eran inconsistentes unos con otros, los señalamientos fueron genéricos y jamás hubo una imputación directa a sus personas.

Deja una respuesta