MORENA propone eliminar costo a emisión de actas de nacimiento, PRI apuesta a que continúe cobro

Por considerar que la medida no garantiza certeza sobre la identidad personal, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se pronunció, de entrada, contra la posibilidad de eliminar el pago por actas de nacimiento certificadas, como lo propuso Morena como un mecanismo  para eliminar, entre otros, los costos del regreso a clases.

Miguel Sámano, coordinador del grupo parlamentario tricolor, consideró que la disposición actual que demanda una vigencia de tres meses para las actas de nacimiento certificadas tiene como propósito dar certeza jurídica a la identidad personal.

El priísta rechazó que detrás de la obligatoriedad para cubrir el requisito de presentar actas certificadas recientes se encuentre un aspecto económico; se trata, afirmó, de evitar un riesgo jurídico.

Desde su punto de vista, la medida garantiza actas confiables, al actualizarse de manera periódica. Por ejemplo, expuso, en el caso de una persona que cambia de nombre, “como mi hermana mayor que cambió Ángela a Angelina, tiene dos actas y muchos problemas”.

La falta de certeza sobre la identidad personal, alertó, también puede ocasionar faltas de la autoridad; por tanto, antes de dictaminar la iniciativa propuso realizar una reunión con el director general del Registro Civil del Gobierno estatal, César Enrique Sánchez Millán.

Por su parte, el morenista Faustino de la Cruz recordó que una queja recurrente de los mexiquenses por este trámite se encuentra relacionado con la educación, donde cada año, como requisito de reinscripción, es necesario entregar actas de nacimiento certificadas por cada hijo en edad escolar. Este gasto, expuso, se suma al pago de cuotas “voluntarias” en las escuelas.

Desde su punto de vista el gasto es innecesario, pues es incuestionable la legalidad de un acta de nacimiento, y de forma adicional existe un registro único de población que garantiza la emisión de la CURP de manera gratuita.

“Es urgente que el Ejecutivo del estado muestre voluntad”, apeló, tras destacar que al día de hoy prevalece la duda sobre el nombre de los concesionarios que operan las máquinas para actualizar las actas de nacimiento.

El legislador confió en que con la reforma, sea posible quitar el peso de este gasto a las familias, y sólo sea necesario realizarlo cuando el acta certificada resulte ilegible.

La panista Ingrid Schemelensky solicitó agregar a la iniciativa que las actas de nacimiento certificadas resulten válidas, independientemente de la fecha en que hayan sido obtenidas, siempre y cuando no cambie el estado civil de las personas ni el nombre o nombres y se hagan los asentamientos pertinentes en el documento.

El también morenista Gabriel Gutiérrez Cureño advirtió que la reforma es un tema de justicia social, por lo que confió en su aprobación.

Pese a estos pronunciamientos, se acordó convocar a directivos del Registro Civil y la Secretaría de Finanzas para realizar un análisis integral de la propuesta antes de dictaminarla.

Conforme a la iniciativa de adición al Código Civil del Estado de México, “las copias certificadas de las actas de nacimiento expedidas por el Registro Civil no tendrán fecha de vencimiento, por lo que para la realización de trámites y servicios ante cualquier institución pública o privada bastará con que sean legibles y no presenten alteraciones que dañen el estado físico del documento”. Hasta el 2018, cada copia certificada implicaba 69 pesos.

Deja una respuesta