Maestros de UAEMex protestan frente a Rectoría: NO les han pagado su aguinaldo

La indignación, desesperación por falta de recursos económicos, pero sobre todo el coraje de no ser atendidos por los altos funcionarios de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) para dar una explicación del por qué no se pagado su aguinaldo, orilló a 35 maestros universitarios a protestar frente a las oficinas de Rectoría ubicadas en calle Instituto Literario de la zona Centro de la ciudad de Toluca.

 

“Estamos en nuestro derecho, exigimos el pago de nuestro aguinaldo”, “No es dadiva es derecho”, “Pago de aguinaldo”, “Auditoria a rectoría”, “Respeto a nuestro derecho”, “Auditoria ya”, son algunas de las leyendas que plasmaron los catedráticos en cartulinas que mostraron a decenas de transeúntes que pasaban por la intersección de la calle Juárez e Instituto Literario.

 

Los docentes precisaron que su malestar no sólo es por la falta de pago a sus respectivas cuentas, sino también por el gran número de agravios de los que han sido objeto en los últimos meses.

 

 

Coincidieron en señalar que el sindicato de la Universidad no defiende los intereses de la planta académica, pues aseguraron que sus líderes sindicales actúan de acuerdo con los intereses del Rector y su grupo, pero jamás en defensa de los derechos de los trabajadores y la planta docente.

 

Aseguraron que en los últimos meses se han verificado destituciones de maestros y administrativos; otra grave irregularidad en la que han incurrido los directivos de la UAEMex es el no pago de las cuotas al Issemym.

 

A dicha lista de agravios, precisaron, se suma el maltrato laboral; el mecanismo conocido como “La Estafa Maestra” que dio a conocer un medio de comunicación nacional, entre otros.

 

Los docentes permanecieron por alrededor de 90 minutos frente a Rectoría y cuando se empezó a correr la voz que ya había caído el depósito, los manifestantes se aproximaron a los cajeros de la zona para confirmar la versión.

 

“Estos cabrones de la Universidad solo así entiende”, comentó entre dientes un maestro.

 

Deja una respuesta