Francisco Javier Chavolla Ramos, Arzobispo de la Diócesis de Toluca, ordenó a 3 nuevos sacerdotes 6 diáconos  

“Ustedes son padres de la vida porque comunican la vida de Dios, por eso la Iglesia siempre va a proteger la vida aunque otros digan lo contrario y nos critiquen. Sean padres, vivan esa paternidad de Dios; protejan al hombre, protejan la vida”, precisó Monseñor Francisco Javier Chavolla Ramos, Arzobispo de Diócesis de Toluca, al ordenar a 3 nuevos sacerdotes y 6 diáconos en la Catedral de la ciudad.

 


 

En el marco de las festividades por los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, al interior de la Catedral de Toluca, se verificó uno de los eventos más esperados no sólo por la grey católica de Toluca, sino también por decenas de fieles y titulares de parroquias donde se requieren sacerdotes.

 

 

Nueve guías del catolicismo que tendrán desempeño en la región fueron ordenados por Chavolla Ramos, arzobispo de Toluca.

 

“Seguir el llamado del Señor a consagrar sus vidas al servicio del Evangelio”, se precisa en un documento a través del cual se da cuenta de uno de los eventos más importantes para los seguidores de la religión católica de la capital del Estado de México.

 

Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, Arzobispo de Toluca, acompañado de su Obispo Auxiliar, Mons. Maximino Miranda Martínez, presidió esta celebración donde se ofreció al Señor las ordenaciones de 6 diáconos y 3 sacerdotes:

 

Diáconos: Josué Sarabia Gómez, Fernando Saucedo Castillo, Miguel Guadalupe García Soteno, Abel Hernández Becerril, Rodolfo Shate Cerro, Omar Enrique Romero Gil.

 

Sacerdotes: presbítero Emilio Norberto Ávila Gómez, Gilberto Quezada Fuentes y Francisco Manuel Flores Neri.

En la celebración el Arzobispo de la Diócesis de Toluca invitó a los consagrados a imitar a los arcángeles, quienes alaban a Dios, lo adoran, lo sirven.

 

“Les pido a ustedes que vivan para alabar a Dios. Nosotros al igual que los ángeles y arcángeles debemos vivir para alabarlo y servirlo. El primer mandamiento que nos ha dado Dios es este. Alabarlo y reconocerlo como nuestro Dios y Señor”, dijo.

 

Añadió que “Dios concedió a cada arcángel una vocación especial: Miguel, que nos defiende del mal y que significa “Quien como Dios”; Rafael que acompaña a Tobías y es medicina de Dios y Rafael quien es mensajero de la Buena Noticia. Si ustedes se fijan, su vocación es tener esta misma misión: luchar contra el pecado y poder expresar con el corazón: ¿quién como Dios? Es la primera misión que tienen: erradicar el mal; su vida es un templo de Dios y eso van a enseñar al pueblo, que somos templos de Dios, por eso imiten a Miguel.

 

Les recordó a los nuevos sacerdotes y diáconos que “son ustedes evangelizadores, mensajeros de la Buena Noticia, tienen que llevar el anuncio del Emmanuel, del Dios con nosotros. También deben ser salvación-salud porque son portadores de la gracia y la bendición de Dios; son medicina de Dios para su pueblo. Los arcángeles cuidan y protegen a los hombres, ustedes también tienen que acompañar a su pueblo y protegerlo de los males que hay y en medio de todo lo que vamos viendo y viviendo”, subrayó el arzobispo Francisco Chavolla.

 

“Nunca dejen de asombrarse de lo que Dios hace en ustedes y en su Iglesia, pues el asombro es el principio de la sabiduría. Su obispo los acoge con amor, unámonos para que con amor e integridad podamos cumplir lo que el Señor nos ha encomendado. ¡Felicidades!”.

 

“Damos gracias a Dios por la bendición de estas ordenaciones y pedimos siga dando vocaciones a nuestra Iglesia. Enhorabuena”, concluyó el arzobispo de la Diócesis de Toluca.

Deja una respuesta