En libertad comerciante del «Movimiento Popular Che Guevara»; abogado asegura que fue recluido injustamente

Juan Carlos, comerciante de la organización “Movimiento Popular Ernesto Che Guevara”, con amplia presencia en la Zona Metropolitana del Valle de Toluca, obtuvo su libertad este fin de semana luego de permanecer un año y cuatro meses privado de su libertad injustamente en el penal estatal de Almoloya de Juárez del Estado de México.

 


 

El comerciante abandonó su reclusión tras un largo litigio que involucró diversas audiencias a través de las cuales logró demostrar su inocencia, precisó su abogado Jorge Alberto Rangel Mendoza.

 

Detalló que mediante diversos elementos de prueba aportados durante el proceso se logró comprobar, ante el impartidor de justicia estatal, que la imputación de abuso sexual que enfrentaba su cliente, Juan Carlos, no se sostenía y prueba de ello es que la parte acusadora, ni la Fiscalía estatal lograron acreditar sus señalamientos.

 

Luego de demostrar su inocencia “Juan Carlos integrante del Movimiento Popular Che Guevara, el pasado sábado salió del penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, Estado de México, donde estuvo en prisión un año y siete meses”, precisó en entrevista el abogado.

 

Rangel Mendoza explicó que, aunque en algunas etapas del desarrollo de la carpeta de investigación las cosas se tornaron complicadas, a partir de que la apertura del caso estuvo sustentada en “fabricaciones”, es decir hechos que nunca existieron, así como plagado de irregularidades, se logró comprobar que su defendido no era responsable de ningún hecho delictivo.

 

“Fue un caso complicado, no es fácil y sencillo luchar contra el aparato estatal en materia de procuración de justicia, nosotros desde un inicio estuvimos convencidos de la inocencia del señor Juan Carlos”, refirió el abogado a las afueras de los juzgados de Almoloya de Juárez.

 

Ratificó que la carpeta de investigación que se apertura contra su cliente fue “fabricada” con el firme objetivo de recluirlo.

 

Fue encarcelado por ser miembro de una organización de comerciantes que en su momento registró divisiones al interior y ello habría detonado, entre otras circunstancias, “una lucha interna” entre algunos de los dirigentes, explicó el abogado.

 

En este sentido enfatizó que los elementos de prueba aportados durante el proceso jurídico que enfrentó su cliente permitieron demostrar al Tribunal de Enjuiciamiento la inocencia de Juan Carlos, su cliente.

 

“Esto también sirve como un nuevo reto para esta nueva etapa que está asumiendo el actual Fiscal General de Justicia en el Estado de México, para que se pueda combatir y abatir esas viejas prácticas donde cualquier persona puede utilizar al Ministerio Público como mercenario y con señalamientos infundados pueden detener a una persona y someterla a prisión preventiva oficiosa como fue este asunto”, dijo Rangel Mendoza.

 

De acuerdo con el abogado Juan Carlos, se encuentra con su familia y a la brevedad retomará sus actividades, pues en estos momentos ya dejo atrás el amargo trago que le hizo pasar el “aparado de justicia” estatal.