Diputados mexiquenses volverán a evaluar y «calificar» el presupuesto ejercido por el gobernador

Por unanimidad, las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) aprobaron las reformas constitucionales para regresar a los diputados locales la facultad de calificar las Cuentas Públicas Estatal y Municipales, es decir determinar si el uso de los recursos públicos fue realizado de forma correcta y de acuerdo a la ley.

 

Los legisladores mexiquenses prevén ratificar el dictamen en el pleno el viernes próximo, día en que la Diputación Permanente ha convocado para periodo extraordinario de sesiones.

 

Conforme al dictamen, que plantea una reforma a la Constitución local y a la Ley de Fiscalización Superior de la entidad, las Cuentas Públicas serán sometidas a consideración de los diputados para su aprobación o rechazo una vez revisadas por el OSFEM, de tal manera que éste organismo tenga un carácter meramente técnico, y el Poder Legislativo se convierta en real contrapeso en materia del ejercicio del gasto público.

 

La reforma se deprende de propuestas planteadas los grupos parlamentarios del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dos de Acción Nacional (PAN), del Trabajo (PT) y de la Revolución Democrática (PRD).

 

El diputado morenista Tanech Sánchez, presidente de la Comisión de Vigilancia del OSFEM, destacó la necesidad de que la rendición de cuentas no exista sólo en teoría ni sea mera acción aislada, sino práctica cotidiana, como la última de las etapas del ciclo presupuestal que cierra la pinza entre lo comprometido a realizar con los recursos púbicos y lo realizado, valorado a la luz del cumplimiento financiero y los resultados.

 

“Es un proceso por el que los servidores públicos informan, ejercen y justifican, y se sujetan a las acciones correspondientes. La intención es que las faltas graves y conductas fuera de la ley sean sancionadas”, justificó.

 

“Hoy devolvemos a la Legislatura la facultad de calificar las Cuentas Públicas, para que una vez auditadas por el OSFEM como ente auxiliar, los diputados podamos pronunciarnos. Una vez calificada la Cuenta Pública, concluye el proceso anual de fiscalización, para garantizar el combate a la corrupción y mejorar la gestión pública”, dijo.

 

Con la modificación, consideró Sánchez Ángeles, se elevará la credibilidad de las instituciones y se eficientará la labor pública.

 

De igual manera, anticipó que el siguiente paso será buscar la realización de auditorías especiales y contemporáneas, por ejemplo, en materia de programas sociales, salud, adquisiciones y obra pública; y que promoverán una reforma para que la Comisión de Vigilancia del OSFEM participe en el análisis y aprobación del Presupuesto estatal.

 

La priísta Lilia Urbina celebró el acuerdo de todas las expresiones, anteponiendo a los intereses políticos el de fiscalizar correctamente los recursos públicos; “que el diálogo siga siendo instrumento de consensos para garantizar los resultados que la ciudadanía espera de nosotros”, dijo.

 

El petista Armando Bautista, por su parte, consideró que la decisión facilitará el ejercicio republicano de la división de poderes.

 

A propuesta del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), además se homologarán los procesos de fiscalización en todos las entidades federativas, lo que se espera abone a la transparencia y la rendición de cuentas.

 

Para el PAN, la aprobación de las iniciativas representa un gran avance para la entidad mexiquense, ya que la facultad de calificar las cuentas públicas es fundamental para que el Poder Legislativo cumpla su función como contrapeso.

Deja una respuesta