Diputados modifican la ley para que actas de nacimiento tengan vigencia permanente

La Legislatura mexiquense aprobó en comisiones que las copias certificadas de las actas de nacimiento expedidas por el Registro Civil tengan vigencia permanente, de tal manera que para realizar trámites estatales -como los relacionados con el regreso a clases- no se requieran copias certificadas y, por tanto, se eviten esos gastos.

 

 

La iniciativa promovida por la diputada morenista Anaís Burgos fue avalada después de que las comisiones de dictamen se reunieron con el director general del Registro Civil estatal, César Enrique Sánchez, y el procurador fiscal de la Secretaría de Finanzas, José Manuel Miranda, quienes refirieron que la recaudación por la expedición de copias certificadas de actas de nacimiento apenas representó más de 2 millones de pesos al año en 2018.

 

Una vez que la modificación sea ratificada por el pleno, las copias certificadas de las actas de nacimiento expedidas por el Registro Civil tendrán vigencia permanente.

 

 

La iniciativa original establecía que las copias certificadas de las actas de nacimiento expedidas por el Registro Civil “no tendrán fecha de vencimiento” y que, para la realización de trámites y servicios ante cualquier institución pública o privada, “bastará con que sean legibles y no presenten alteraciones que dañen el estado físico del documento”.

 

 

A petición del también morenista Gerardo Ulloa se adicionó un segundo párrafo al artículo 3.10 del Código Civil del Estado de México, para que el enunciado “no tendrán fecha de vencimiento” se sustituyera por “tendrán vigencia permanente”, mientras que por sugerencia del perredista Omar Ortega se añadió en el texto, inmediatamente después de la primera acotación, “en tanto mantenga lo establecido en el párrafo primero de este artículo”.

 

 

Ese primer párrafo se refiere a la información que el acta de nacimiento debe contener: lugar y fecha de registro; fecha, hora y lugar del nacimiento; sexo del presentado; nombre del registrado; si es presentado vivo o muerto; la impresión de la huella digital, y la Clave Única de Registro de Población.

 

 

Burgos Hernández indicó que el propósito principal de la iniciativa es beneficiar la economía familiar, pues el costo actual de cada acta certificada implica 79 pesos.

Deja una respuesta