Diputados exigen a Naucalpan informe detallado sobre operación de helicóptero «Aguila 1»

La Legislatura mexiquense solicitó al alcalde panista de Naucalpan, Víctor Gálvez, un informe que debe ser entregado a la brevedad, sobre los resultados y el estado operativo y financiero de la aeronave Águila 1 que operó en el municipio de marzo de 2017 a julio de 2018.
El punto de acuerdo para realizar el llamado, promovido por la morenista Liliana Gollas, fue aprobado de urgente y obvia resolución por 61 votos; en contra se pronunciaron 6 diputados del PAN, mientras Juan Carlos Soto Ibarra se abstuvo.
La votación registró 7 ausencias, entre ellas la del panista Edgar Olvera, quien como presidente municipal habría adquirido la aeronave. Tampoco votaron Carlos Lomán, coordinador de Encuentro Social (PES), los perredistas Omar Ortega y Aracely Casasola, el morenista Valentín González Bautista y el petista Sergio García Sosa.
Durante la lectura del exhorto, Gollas Trejo recordó que en marzo de 2017, el ex alcalde panista y ahora diputado local, Edgar Olvera, compró a la empresa Aire en 24 millones de pesos un helicóptero seminuevo Bell 206 L40 modelo 1993, denominado Águila 1, que fue utilizado por la Policía Estatal de California.

Entonces se dijo que tenía por finalidad que el municipio contara con un helicóptero propio para uso exclusivo de combate a la delincuencia, al servicio de los naucalpenses y de los cuerpos de emergencia.
“Inició su vuelo en marzo de 2017 y dejó de volar en julio de 2018 con un funcionamiento limitado, pues operaba máximo una hora al día, con un costo de operación de 900 mil a un millón de pesos mensuales”, dijo la legisladora.
En noviembre pasado, refirió, el alcalde sustituto, Víctor Gálvez, puso en venta la aeronave y reconoció ante distintos medios de comunicación que la compra de la aeronave fue absurda.
Además, el panista indicó que sería vendida a un costo mucho menor al que fue adquirida, y reconoció que el ayuntamiento no tiene dinero para el suministro de combustible de la aeronave y menos para el pago de gastos de operación por la elevada deuda heredada por la administración municipal que inició funciones en enero de 2016 a cargo del panista Edgar Olvera que hoy se desempeña como diputado local.
El Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), expuso Liliana Gollas, ubica a Naucalpan en estado de prealerta financiera; y el alcalde sustituto recibió una deuda de 3 mil millones de pesos.
“La compra de la aeronave fue un exceso… la administración se caracterizó por el despilfarro y mal uso del dinero público”, en contravención al artículo 134 de la Constitución federal, 129 de la Carta Magna local y séptimo de la Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de México y Municipios, que obligan a los municipios a administrar el erario con eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez.
“La compra de la aeronave fue un desperdicio de recursos que no cumplió con el objetivo de realizar acciones en materia de seguridad en beneficio de los ciudadanos, fue un dinero derrochado que bien pudo haberse utilizado para contribuir a saldar parte la deuda pública del municipio”, consideró.
En respuesta, Anuar Azar, coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), llamó a no buscar venganzas personales, sino a garantizar que la función legislativa sea en pro de los mexiquenses, por lo que para fincar responsabilidades a la administración de Naucalpan primero es necesario que el OSFEM determine si hay sanciones.
“Este tema ha rebasado la parte jurídica y política, y se ha llevado a la esfera personal; que sean las instancias jurídicas las que determinen si hubo anomalías en la renta de la aeronave”, dijo.
Azar Figueroa afirmó que el patrullaje del Águila 1 se realizó conforme a la planeación financiera del ayuntamiento, y aclaró que ni pública ni legalmente hubo jamás una denuncia por el mal uso del helicóptero, o por su uso personal.
Con ese helicóptero, destacó, se salvaron tres vidas, entre ellas la de una policía, con traslados; se detuvieron al menos diez bandas de alto impacto, y se frustraron decenas de robos con patrullaje persuasivo; además, al menos 16 autos robados fueron recuperados.
“No hay que escatimar estrategias en el cuidado y salvaguarda de las familias mexiquenses; vale la pena tomar decisiones que pueden ser arriesgadas y despertar distintos puntos de vista; (pero) estas acciones no deben ser motivo de discusión política en tanto no se demuestren actos indebidos”, consideró.

Deja una respuesta