Cuestiona diputado Daniel Sibaja a dónde se ha invertido el dinero que ha pedido prestado Alfredo Del Mazo

El diputado Daniel Sibaja, informó que derivado de la búsqueda de información sobre el ejercicio de los recursos públicos obtenidos mediante la contratación de financiamiento para el ejercicio fiscal 2022, no hay precisión ni detalles sobre el avance y destino de los recursos obtenidos por deuda pública por parte del Gobierno del Estado.

 


 

Los reportes enviados a la LXI Legislatura carecen de información concreta, ya que sólo abundan sobre temas administrativos y no sobre el «avance sobre el gasto del dinero de la gente”, denunció el legislador de Morena.

 

Recordó que para este 2022 se autorizó contratar deuda pública por más de 5 mil millones de pesos y sumada a ésta alrededor de otros 3 mil millones que quedaron pendientes de contratar en 2021, por ello es fundamental informar a la ciudadanía de forma precisa en qué se ha gastado el Gobierno del Estado los recursos obtenidos mediante la contratación de financiamiento.

 

Daniel Sibaja, diputado de Morena en el Congreso mexiquense.

El diputado sostuvo que desde la LXI legislatura del Estado de México se ha trabajado para transparentar el ejercicio de los recursos públicos, y con mayor puntualidad aquellos que se han obtenido por medio de la deuda pública.

 

De acuerdo con una revisión al portal web del Gobierno del Estado de México denominado “transparencia fiscal” se sabe que al cierre del segundo trimestre del año 2022 existe un saldo total de 52 mil 493 millones de pesos como deuda.

 

En 2021 se contrataron 5 mil 137 millones de pesos, quedando pendientes por obtener 3 mil millones, más los 5 mil millones del año 2022, sin embargo de los montos autorizados para el 2022 no se han realizado contratación alguna de los financiamientos; únicamente existen los del 2021.

 

Por otra parte, de ese monto contratado de 5 mil 137 millones de pesos, sólo se ha dispuesto de una cantidad de 716 millones 889 mil pesos, el equivalente al 13 por ciento; por lo que se deduce que no se han ejercido los recursos eficiente ni eficazmente.

 

“No sólo basta con conocer el seguimiento a los financiamientos autorizados, sino en qué se están ejecutando y qué beneficio obtienen los mexiquenses por el impacto recibido de haberse contratado la deuda pública, no olvidemos que la autorización de la contratación de deuda fue para infraestructura”, subrayó.