“Aquí nadie se baja, chinguen a su madre… presten sus carteras”

Dos sujetos con gorra blanca abordan la vagoneta con número económico 217 de la empresa Transportes Unidos del Valle de México; la unidad del servicio público de pasajeros circula por una vialidad del municipio de Atizapán de Zaragoza al norte del Estado de México.

 

Son las 21 horas con 22 minutos y 52 segundos, abordó van cuatro mujeres y tres hombres; a lado del chófer viajan dos de éstos, un pasajero y pasajera.

 

Ésta última solicita la parada, paga, desciende y se retira; la maniobra es aprovechada por dos «pasajeros» que suben a la camioneta y segundos después se mostraran como asaltantes.

 

Todo está siendo grabado por las cámaras de “seguridad” que algunas unidades del transporte público de pasajeros portan.

 

La gorra blanca y sudadera en color azul identifica a los asaltantes al igual que su complexión robusta; su actitud sospechosa alerta a dos de los pasajeros.

 

Ante dicho escenario una señora de inmediato solicita la bajada al operador de la unidad y otro señor-pasajero sólo se aproxima a la puerta, quizás tratando de escapar del inminente asalto.

 

Uno de los sujetos de gorra-asaltante se interpone entre la puerta y los pasajeros e indica:

 

“Aquí nadie se baja, chinguen a su madre… presten sus carteras y sus celulares”, la orden es acatada por todos los ocupantes.

 

“Presta la cartera”, “presta el fon”, “todos los teléfonos”, “ya te vi la cartera”, enfatizan los asaltantes a los pasajeros mexiquenses.

 

Uno de los sujetos amenaza al operador e indica que se conduzca por el carril de baja y que disminuya su velocidad.

 

Todos los ocupantes de la unidad están siendo robados.  Las agresiones físicas, ofensas, insultos y amenazas se intensifican a tal grado que una pasajera levanta las manos para demostrar a sus verdugos que ya entregó todo y que no opone resistencia.

 

El atraco se prolongó 2 minutos y 7 segundos; los ladrones se retiran y los pasajeros mexiquenses se consultan si alguien fue agredido “hijos de toda su repinchemadre”, dice un joven.

 

Asalto que se suma a los 4 mil 739 registrados y denunciados de enero a junio del 2019.

 

La comisión de dicho delito se ha incrementado mes con mes pese a que el gobernador mexiquense Alfredo Del Mazo Maza prometió hace casi dos años (al asumir el cargo) que su prioridad era disminuir y evitar este tipo de robos “Fuerte y con todo” contra los delincuentes era su frase de campaña política.

 

Robos con violencia denunciados en el Estado de México durante primer semestre del año de acuerdo a datos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México:

 

Enero 797, febrero 705, marzo 744, abril 786, mayo 885 y junio. 822. Todos registrados con violencia.

Deja una respuesta