Javier Salinas renuncia al PRD; dice que “la imposición y el autoritarismo están desbordados”

banner

El diputado federal Javier Salinas presentó su renuncia irrevocable al Partido de la Revolución Democrática (PRD), en donde considera “la imposición y el autoritarismo están desbordados”.

 

El además líder estatal de la expresión Nueva Izquierda (NI) presentó una carta de renuncia definitiva signada este 19 de febrero, pues desde su punto de vista “la ambición y el pragmatismo dominan lo que debiera ser un momento de unidad”.

 

“Es momento de irse”, destacó, luego de advertir que “el camino de la división, el enfrentamiento, la persecución y el encono, no es la vía por la que debe conducirse un partido de convicciones democráticas”.

 

El legislador aseguró que lamenta dejar las filas del partido que ayudó a fundar y en el que tuvo la oportunidad de servir como consejero nacional, representante ante el IEEM, secretario de Finanzas y Promoción de Ingresos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), secretario de Relaciones Internacionales, precandidato a la gubernatura, diputado federal tres veces y dos veces local.

 

“Hoy los caminos al interior del PRD se han cerrado, las posibilidades de lograr una transformación están rotas y no existen en el horizonte vías que se adivinan útiles para reconstruir al partido”, alertó.

 

También agradeció a quienes fueron generosos en la derrota y humildes en la victoria, y las innumerables muestras de afecto de los perredistas que lo acompañaron en su lucha.

 

El ex perredista no ha precisado a qué fuerza política habrá de sumarse, sólo anticipó que seguirá en la izquierda; en tanto, sus ex dirigentes sugieren que los 9 legisladores renunciantes migrarán a Morena para otorgarle la mayoría calificada.

 

Tampoco precisó qué otros integrantes de su corriente lo seguirán.

 

Al día de hoy, se habla de la posibilidad de que otros liderazgos perredistas, como el senador con licencia Juan Zepeda y Juan Hugo de la Rosa, alcalde de Nezahualcóyotl, también dejen las filas del sol azteca.

 

En el marco del establecimiento de la dirigencia nacional extraordinaria, el perredismo mexiquense, casi de forma unánime, votó en contra de la decisión, por lo que no sorprendería que la nueva dirigencia estatal excluya a quienes se pronunciaron en contra.

 

En la contienda del primero de julio de 2018, el PRD mexiquense obtuvo 6.04 por ciento de la votación emitida.

Deja un comentario