Diputados piden a gobernador NO autorizar incremento al pasaje

banner

La Legislatura mexiquense solicitó al Gobierno mexiquense no autorizar el incremento a las tarifas del transporte público urbano, de 10 a 14 pesos, pues no se justifica en virtud de que el servicio proporcionado es ineficiente, inseguro y contaminante.

 

Por unanimidad, de urgente y obvia resolución, los legisladores acordaron exhortar al gobernador Alfredo del Mazo “para que mediante la Secretaría de Movilidad garantice a los habitantes y visitantes del Estado de México que no aumenten las tarifas de transporte público dentro de la entidad”.

 

Además, el secretario de Movilidad, Raymundo Martínez, deberá notificar a la ciudadanía y empresas que no hay autorización para el aumento; y el llamado se extenderá a que la Secretaría de Movilidad trabaje de manera coordinada para combatir la inseguridad en las unidades.

 

El punto de acuerdo fue promovido por el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y mejorado con los planteamientos de Morena y el Partido del Trabajo (PT).

 

Omar Ortega, coordinador del sol azteca, recordó que hace unos días unas 150 mil unidades de al menos 25 líneas de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana (AAA) anunciaron que incrementarían las tarifas, amparados en un estudio que revela un déficit en sus finanzas.

 

“Actualmente un habitante de nuestra entidad gasta entre 70 y 80 pesos al día para movilizarse, algo casi similar a un salario mínimo, mientras que un estudiante, de nivel superior, que se traslada desde su hogar hasta su plantel educativo, gasta en promedio de 30 a 40 pesos diarios”, dijo.

 

El perredista recordó que la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México y el Código Administrativo estatal facultan a la Secretaría de Movilidad para autorizar y modificar en todo tiempo rutas, tarifas, itinerarios, horarios, frecuencias, así como ordenar el cambio de bases, paraderos y terminales, y señalar la forma de identificación de los vehículos afectos al servicio público de transporte.

 

La Secretaría de Movilidad, refirió, también es la encargada de sancionar el incumplimiento de obligaciones por parte de los titulares de concesiones, permisos o autorizaciones en materia de transporte público.

 

De igual forma el artículo 93 del Reglamento de Transporte Público y Servicios Conexos establece que solamente por un acuerdo con la Secretaría de Movilidad se pueden autorizar modificaciones a las tarifas, y estas serán publicadas en el periódico oficial “Gaceta del Gobierno” para que surta sus efectos y en los medios informativos que la misma determine, para hacer del conocimiento del público usuario las tarifas actualizadas.

 

Mientras, el título tercero, capítulo segundo, artículo 7.27 del Código Administrativo del Estado de México, “menciona que los concesionarios deberán respetar las tarifas, rutas, itinerarios, recorridos, horarios y frecuencias autorizados por la Secretaría de Movilidad; en caso de requerir alguna modificación a los mismos, el concesionario deberá solicitar la autorización previa a dicha dependencia”.

 

El funcionario, recordó, aseguró hace algunos días que las autoridades no tienen contemplado ningún ajuste a la tarifa vigente y advirtió que aquellos transportistas que aumenten el pasaje indebidamente serán sancionados.

 

“Seguimos lacerando la economía de los mexiquenses, no puede haber incremento sin regularización y reordenamiento; si no es redituable, que los transportistas inviertan en otra cosa, no castiguen el bolsillo de los mexiquenses y no chantajeen. Que el Ejecutivo tenga sensibilidad y se ocupe dela economía de los mexiquenses”, dijo.

 

Para el perredista, no hay causa fundada y motivada para el incremento, pues en el sector no hay orden, eficacia y seguridad.

 

La morenista Monserrat Ruiz recordó que en septiembre de 2017 fue autorizado un aumento de 25% con el compromiso de modernizar unidades, capacitar operadores e instalar cámaras de videovigilancia, botones de pánico y sistemas de geolocalización.

 

Entre 2017 y 2018, prosiguió, se presentaron 18 mil 595 denuncias por asalto y ocurrieron 474 muertes a bordo de las unidades en los últimos 5 años; además hay 2 mil quejas de usuarios. Por estas razones, la legisladora convocó a los ciudadanos a denunciar la alteración de tarifas.

 

Su correligionario Julio Hernández aclaró que Morena no está en contra de los transportistas, pero advirtió que por ahora no hay justificación para el incremento, pues a bordo de las unidades ocurren de manera cotidiana asaltos, homicidios, violaciones; también existe mala planeación de rutas, contaminación, y son pésimas las condiciones de las unidades.

 

Armando Bautista, coordinador del Partido del Trabajo (PT), justificó que el chofer no es el malo del cuento, pues también los operadores corren peligro. Ejemplificó que tan sólo en la línea Huehuetoca-Coyotepec, los transportistas tienen que atravesar varias veces caseta de cobro. El Gobierno del Estado, dijo, debe esforzarse para beneficiar al usuario y a los transportistas; “que no aumenten las tarifas, pero bajen tributaciones”.

Deja un comentario